TRADUCCIR AL...



diciembre 10, 2008

Las bibliotecas y el servicio de préstamo de libros electrónicos

Desde el blog "Los futuros del Libro" se ha publicado una nota sobre algunas bibliotecas que han incorporado entre sus servicios el préstamo de libros electrónicos. Esta nota, manifiesta a su vez, que uno de los principales problemas para adicionar este servicio a los múltiples servicios que debe prestar una biblioteca acorde con los tiempos de hoy, es decir, una biblioteca realmente híbrida, es la actitud de reticencia de muchos bibliotecólogos.

Este servicio y esa reticencia ha generado un debate desde la lista IWETEL sobre las posibilidades y perspectivas del préstamo de libros electrónicos en nuestros contextos, y sobre el perfil, las actitudes, de los bibliotecólogos ante la sociedad actual, ante la Web 2.0

Por tanto, compartimos algunos apartes de la nota que dió origen a dicho debate y los invitamos a participar en el mismo sea en el espacio este blog o a través de la lista IWETEL (la lista de profesionales de la información en hispanoamérica de más alta participación, con más de 4500 suscriptores):

"Hace pocos días una amiga, bibliotecaria de alto rango con competencias sobre la red de bibliotecas de una Comunidad Autónoma, me comentaba las inusitadas resistencias que encontraba entre el cuerpo de bibliotecarios cuando se formulaba la idea, apenas esbozada, de incluir los libros electrónicos como uno más de los posibles servicios de préstamo. Seguramente, pensarían los bibliotecarios a la defensiva, la introducción de esos espantajos digitales supondría admitir el fin de una época, desistir de la mayoría de las certezas profesionales que han fundamentado un oficio desde el medioevo, renunciar a los supuestos privilegios de quien controla -aunque sea precariamente- la circulación de la información, procurar hacerse imprescindible como mediador -entre quien quiere acceder a la información y quien la dispensa- aún a costa de llegar a ser desterrados del ecosistema digital. Algunos otros bibliotecarios, sin embargo, han optado, felizmente, por incorporar a su oferta el libro electrónico y todos los contenidos anejos que hayan sido generados en formatos digitales... (Por ejemplo están):

¿Qué opina de este servicio de préstamo de libros electrónicos?
¿Qué tan preparadas están nuestras bibliotecas y nuestros bibliotecólogos y usuarios para utilizar este tipo de servicio?

1 comentario:

Alejandro Uribe Tirado dijo...

¿Qué opina de este servicio de préstamo de libros electrónicos?
¿Qué tan preparadas estas nuestras bibliotecas, bibliotecólogos y usuarios para utilizar este servicio?